HACIA EL FUTURO

lunes, 14 de diciembre de 2009

En el último trimestre de 2008 el mundo se enfrentó a una complicada situación económica. La caída inesperada de algunos gigantes financieros y las dificultades que generó en los sistemas financieros de todo el mundo, hicieron temer la posibilidad de su colapso.

Todo ello provocó restricciones internacionales al crédito, pérdida de confianza de empresas y consumidores y un fuerte impacto sobre la actividad y el empleo de la Unión Europea y del conjunto de los países desarrollados, llevando al mayor declive de los indicadores durante el cuarto trimestre de 2008 y el primero de 2009.

En el caso concreto de España, la crisis internacional tuvo efectos concretos ligados al necesario ajuste de nuestro sector inmobiliario que había acumulado altas tasas de endeudamiento privado y una reducida productividad. Y, por ello, los efectos de la crisis se han hecho especialmente notables en nuestro mercado de trabajo.

Frente a esta situación hubo que poner en marcha el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, el Plan E, que ha supuesto el mayor, el más cuantioso y también el más extenso, de los programas anticíclicos aplicados nunca en nuestro país.

El Plan E incluyó más de 100 actuaciones de apoyo a empresas y familias; de fomento del empleo; de ajuste presupuestario; y de modernización de la economía.

Es cierto que se ha tratado de crear desconfianza y se ha intentado descalificar todo el esfuerzo que se ha realizado, pero no es menos cierto que los datos y las inversiones realizadas han dejado claro lo inútil de esta actitud de obstruccionismo.

Por ello, no puede dejar de hacerse un balance positivo de las medidas desarrolladas. Eran necesarias. Eran las adecuadas. Estuvieron bien planificadas y se han obtenido resultados positivos.

Ahora, es el momento, de impulsar una nueva estrategia de futuro.

Una estrategia que, para impulsar y afianzar la recuperación, se ha de basar en la corrección de los desequilibrios de la economía española, manteniendo el impulso a la demanda, aprovechando las fortalezas que tenemos y las ventanas de oportunidad abiertas estos últimos años.

Este camino se ha iniciado ya, poniendo en marcha un importante número de reformas: es el caso de la Ley de reforma del comercio minorista y, sobre todo, de la llamada Ley Omnibus que modifica cuarenta y siete leyes estatales para fomentar la competencia y la productividad de nuestra economía o la profundización en la liberalización del sector energético.

Y, lo más relevante, es la decisión del Gobierno de centrar todos los esfuerzos en acelerar la modernización de la economía española. Todo ello pasa por un importante número de iniciativas: la Ley de Economía Sostenible, todas las demás iniciativas legislativas, reglamentarias y de gestión que se adoptarán a lo largo de 2010 para que entren en vigor en la Legislatura, reformas en ámbitos específicos como las laborales, en el marco del Diálogo social y las relativas a la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones, en el marco de la Comisión del Pacto de Toledo.

Junto a todas estas reformas sigue siendo urgente combatir, directamente y con efectos inmediatos, el desempleo. Para ello, contamos el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, y el Fondo para la Economía Sostenible,

Por tanto, la economía española va a seguir contando, a corto plazo, con impulsos directos que contribuirán a empujar la recuperación y la vuelta al crecimiento positivo.

La vía por la que hemos de avanzar ha de ser la de producir más y mejor, con mayor valor añadido, con más innovación, con mejor formación, aprovechando el conjunto de los nuevos sectores vinculados a la comunicación, a la biotecnología, a los nuevos servicios sanitarios, a las nuevas energías, a la lucha contra el cambio climático, a desarrollar los servicios a empresas y, sin olvidar, que hemos de hacerlo sin fracturas sociales.

Hemos demostrado a lo largo de estos 31 años de democracia que somos un país fuerte, con capacidad para hacer frente a las dificultades. Saldremos de esta situación caminando hacia un futuro más sostenible. Lo haremos juntos. Lo haremos apostando por un sistema económico más vigoroso. Lo haremos modernizando nuestro país. Lo haremos invirtiendo en conocimiento, en formación, en investigación, en innovación. Lo haremos profundizando en nuestro modelo de Bienestar Social. Lo haremos más pronto que tarde.

Para lograrlo hemos de trabajar unidos: grupos políticos, administraciones estatales, autonómicas y locales, sindicatos, empresarios… Lo que está en juego es el futuro de nuestro país. Nadie con un mínimo sentido de la responsabilidad puede mirar para otro lado. Si así fuera la historia pasará factura.

Es la hora de remar en la misma dirección. La tormenta es fuerte pero el barco aguantará si se rema en la misma dirección. Ahora que finaliza el año es un buen momento para expresar el deseo de que así sea.

TOLERANCIA CERO

miércoles, 28 de octubre de 2009

Llevamos meses leyendo y escuchando en los medios de comunicación informaciones sobre corrupción en algunas instituciones. Una sociedad democrática lo es, sin duda, cuando los ciudadanos pueden tener un pleno conocimiento de las actuaciones de sus cargos públicos. Felicito a los jueces, los policías, fiscales y medios que lo hacen posible. Es fundamental que los corruptos sientan sobre su cabeza todo el peso de la sociedad. Que sepan que sus vergonzosos actos de corrupción serán perseguidos y juzgados duramente por todas las instituciones. Eso fortalece a la democracia y al Estado de Derecho.

Ayer mismo supimos que el juez Garzón detenía a cargos del PSC y de CIU. De forma inmediata los socialistas catalanes actuaron y tomaron cartas en el asunto. El Secretario de Organización del Partido Socialista de Cataluña anunció que suspenderá de militancia a todos sus cargos electos implicados y que pedirá la renuncia del alcalde socialista si el juez tomaba cualquier medida contra ellos. Además, pidió a todos los cargos electos y militantes la máxima colaboración con la Justicia para esclarecer los hechos.

Es así como tienen que actuar los partidos políticos. Tolerancia cero con los corruptos. Nos avergüenzan a todo. La mayoría aplastante de los que nos dedicamos a la política somos intachables en nuestro proceder y tenemos que ser los primeros en dar explicaciones y tomar medidas contundentes. Es una cuestión de principios.

Espero que el Sr. Rajoy, Presidente y líder del PP, reflexione sobre el comportamiento que ellos han tenido ante el caso Gürtel y tome decisiones contra los muchos implicados e imputados por la trama de corrupción que investigan los jueces.

Espero que pida disculpas a jueces, policías y fiscales por las acusaciones que sobre ellos vertieron de perseguir al PP. Ahora hay muchas pruebas contundentes de que persiguen la corrupción allí donde se produce, sin tener en cuenta en que partido se milita.

Hacen lo que hay que hacer: perseguir a los presuntos delincuentes, abrir causas penales para juzgarlos y emitir sentencias.

Todos los demócratas deberíamos estar aplaudiendo las investigaciones que se han abierto. Es un orgullo contar con una justicia y una policía que actúa con eficacia y rigor contra los que usan las instituciones para enriquecerse de forma fraudulenta.

Para acabar con la corrupción es fundamental que se siga investigando y persiguiendo a quienes no tienen escrúpulos, ni principios, ni ética.

No se puede mirar para otro lado ni aducir ninguna disculpa. Hay que ponerse al frente y apoyar sin ambages a los jueces y policías que ponen al descubrimiento estas tramas que sonrojan a todos los que creemos que la política es fundamental para generar derechos, libertades y dignidad de vida a la ciudadanía.

Lo dicho: Tolerancia Cero.

Los Senador@s Socialistas explicamos nuestra gestión

miércoles, 29 de julio de 2009

Durante el período de sesiones enero-junio de 2009 la actividad del Grupo Parlamentario Socialista del Senado se ha centrado, fundamentalmente, en tres aspectos: consolidar la actividad y la acción territorial, impulsar iniciativas parlamentarias de interés global para la ciudadanía y poner en valor la acción del Gobierno de España.

Desde el inicio de la legislatura nos habíamos planteado la necesidad de dar un impulso a que el Senado se convirtiera en la Cámara Territorial, tal y como señala la Constitución Española. Este objetivo está en marcha y los resultados permiten que nos sintamos optimistas con respecto al trabajo que hemos planificado.

A nivel territorial hemos constituido todos los Grupos Territoriales. Estos Grupos se reúnen quincenalmente y marcan las líneas de actividad política a realizar a partir del análisis comparativo de la situación de cada una de las CC.AA.

De estas reuniones han surgido un importante número de iniciativas que se van a plasmar en actuaciones concretas en el próximo período de sesiones. Iniciativas encaminadas a fomentar la presencia del Senado como Cámara Territorial. Somos firmes defensores de que, en un país tan descentralizado como el español, el Senado tiene que jugar un papel relevante centrado en la cooperación y el consenso entre territorios y entre estos y el Estado.

Por este motivo hemos planificado visitas a las CC.AA que han dado como resultado que el trabajo que realizan las senadoras y senadores socialistas tenga visibilidad a través de la repercusión en la prensa local y regional.

En estas visitas se tiene un contacto directo con los grupos parlamentarios socialistas de las CC.AA, con alcaldes, con las ejecutivas del PSOE, con los medios de comunicación y con la sociedad civil. El objetivo es coordinar la actividad, conocer demandas y necesidades y dar un mayor peso a iniciativas parlamentarias de interés con un claro contenido territorial.

Además, hemos editado un boletín territorial: “Senado en clave territorial”, en el que recogemos las iniciativas más relevantes que aprueban los ejecutivos y el legislativo de cada comunidad, así como las actuaciones que el Gobierno de España desarrolla. Se remite a los grupos parlamentarios, a las ejecutivas regionales, a colectivos sociales, sindicales y económicos. Tenemos previsto dedicarle a partir de septiembre un apartado dedicado a las noticias de mayor interés que se generen en cada una de las CC.AA. Este boletín viene a sumarse al que ya estábamos editando de carácter temático.

Hemos mantenido, también, la remisión de información territorializada sobre las iniciativas que presentan todos los grupos parlamentarios del Senado a cada uno de los senadores socialistas del territorio al que afectan.

Por otra parte, hay que señalar que hemos solicitado a los grupos parlamentarios de cada una de las CC.AA que inviten a participar en sus reuniones al coordinador territorial del Grupo Parlamentario Socialista del Senado con el fin de potenciar la coordinación y el trabajo conjunto.

Para el próximo período se va a potenciar todavía más el trabajo territorial. Para ello se propone dar más peso a las preguntas orales y mociones, que con un contenido global, propongan actuaciones en las CC.AA. Además, planificaremos jornadas, debates y coloquios sobre temas relevantes que se estén debatiendo en los territorios y en el Senado y organizaremos visitas de senadoras y senadores para informar sobre temas de relevancia política.

En lo que se refiere a la actividad puramente parlamentaria hay que señalar que hemos intentado que nuestras iniciativas respondieran a temas que afectan de forma muy directa a la vida de las ciudadanas y ciudadanos.

Iniciativas que se han centrado en favorecer las inversiones en infraestructuras, en desarrollar políticas que permitan salir de la crisis con un nuevo modelo económico más sotenible, en potenciar las políticas de igualdad, el empleo, el apoyo a la innovación y la tecnología, la formación. Iniciativas orientadas a la defensa del medio-ambiente, a promover el diálogo social, a favorecer un gran acuerdo con los ayuntamientos que permita que puedan seguir dando respuesta a las necesidades y demandas de la ciudadanía. Iniciativas para consolidar el apoyo a los países menos desarrollados. En definitiva, lograr que a través de nuestra actividad parlamentaria se siga profundizando en el Estado de Bienestar.

Además, hemos propuesto la creación de Ponencias de estudio cuya finalidad es seguir avanzando en una sociedad que responda a las nuevas demandas. Así, se ha constituido una Ponencia para analizar las necesidades futuras de la vivienda en España, una ponencia sobre el estudio del libro, la lectura y la industria editorial española o la creación de una Comisión Especial para estudiar la problemática de la adopción nacional.

Es necesario poner en valor que durante este período de sesiones hemos logrado que se rechazasen muchas de las iniciativas de otros grupos, especialmente las de los populares, que eran contrarias a las medidas que está impulsando el Gobierno y los valores que defendemos los socialistas. También es destacable el gran número de iniciativas que se han transacionado a partir de propuestas del Grupo Parlamentario Socialista permitiendo su aprobación, en muchos casos por unanimidad.

El Grupo Parlamentario Socialista es consciente de que una de sus más importantes responsabilidades es apoyar al Gobierno.

En nuestra actividad pública, parlamentaria y social este apoyo ha sido uno de los ejes fundamentales de nuestra actuación. Hemos realizado preguntas orales en Pleno y en Comisión poniendo en valor las actuaciones del Gobierno y plasmando, desde el rigor y la seriedad, el vacío de las propuestas de la derecha. Hemos participado en los medios de comunicación fijando nuestra posición clara a favor de las medidas que el Ejecutivo está desarrollando: en debates, artículos de opinión, entrevistas, tertulias, ruedas de prensa… Hemos informado en el territorio de las iniciativas e inversiones que el Gobierno desarrolla. En nuestros boletines, el temático y el territorial, informamos de la acción del Gobierno.

En el próximo período de sesiones vamos a poner en marcha una página Web que ya está diseñada. Está página va a permitir tener un instrumento más de trabajo y de cercanía a las españolas y españoles.

Como conclusión a toda la actividad realizada, que se pormenoriza en el informe de gestión del período enero-junio de 2009, podemos destacar que la finalidad de nuestro trabajo ha estado dirigida a defender el proyecto político de los socialistas. Un proyecto político que tiene como centro mejorar la calidad y dignidad de vida de las personas, profundizar en los derechos y libertades, modernizar a nuestra sociedad y favorecer que los valores de igualdad, libertad y justicia se conviertan en realidad para todas y todos.

Todo ello desde la visión de que es necesario hacer copartícipe a la ciudadanía de la actividad que realizamos, de los principios y valores que defendemos, de los objetivos y las medidas que proponemos, como vía para ser verdaderamente sus representantes y mantener su confianza, su complicidad y su apoyo.

TODAS SOMOS BIBIANA AÍDO

miércoles, 22 de julio de 2009

¿Hasta cuándo tendremos las mujeres que soportar que se pongan en cuestión nuestros derechos, nuestra libertad para decidir, nuestra autonomía y nuestra capacidad para tomar decisiones sin moralinas ajenas?

¿Hasta cuándo tendremos que aguantar las mujeres que se usen medios incalificables para atacar nuestras reivindicaciones?

¿Hasta cuándo tendremos las mujeres progresistas que sufrir los brutales ataques del conservadurismo español?

Yo, hoy, soy Bibiana Aído y me siento profundamente indignada por la sucia campaña de los que han creado el denominado bebé- Aído.

Es intolerable que haya un grupo de carcas, es lo que son, que reproduzcan un feto de 12 semanas, utilicen el nombre de una Ministra del Gobierno de España para bautizarlo y pretendan remitirlo a los parlamentarios del Estado. Espero que no se les ocurra mandármelo a mí. No se lo consiento.

Reclamo que se respete el derecho del ejecutivo y del grupo que apoya al Gobierno a llevar al Parlamento las normas que considere oportunas. Nadie debe olvidar que han sido elegidos por los ciudadanos para tomar decisiones y que lo han sido porque se apoyó un programa electoral.

Reclamo que se respete a todas las mujeres: somos muchas las que llevamos años reclamando que se modifique la actual regulación sobre el aborto. Somos muchas las que queremos una norma que dé seguridad jurídica a las mujeres y a los profesionales sanitarios, una norma que permita que podamos ejercer nuestra libertad sin falsas hipocresías y sin que se nos juzgue ante una decisión difícil y compleja. Somos muchas las que exigimos que se deje de tratarnos como si necesitásemos estar tuteladas por los guardianes de no se sabe que moralidad. La norma no obliga a abortar sino que regula el derecho a tomar la decisión a quien quiera hacerlo con garantías. Los creadores y creadoras de esta fantochada no están obligados a hacer uso de la nueva ley.

Los fanáticos que cuestionan la libre decisión de las mujeres sobre su salud sexual y reproductiva no pueden querer imponernos su moral a la mayoría.

La ley regula un nuevo derecho y la libertad individual. No regula morales trasnochadas. Las leyes no regulan nunca la moral de cada uno.

La reforma de la ley del aborto es una norma que va incidir en la educación sexual, en la formación y que va a permitir que las mujeres desde preceptos claros, rigurosos y plenamente reconocidos en la gran mayoría de países desarrollados puedan decidir en los plazos y en los supuestos que contempla si siguen adelante con su embarazo o no lo hacen. Es una decisión íntima, individual, que no ataca ningún derecho colectivo y que permite que no se penalice a las mujeres. ¿Alguien cree que la mayoría de ciudadanos de nuestro país acepta que ni una sola mujer pueda acabar en la cárcel por abortar?


Los que se han embarcado en esta batalla contra la reforma de la ley pretenden imponernos su moral y eso va en contra de un Estado democrático. Es propio de países que no tienen entre sus valores la igualdad, la libertad, la justicia, la libertad de expresión y de pensamiento o la libertad ideológica. Al contrario, lo que están promoviendo es propio de los que quieren imponer sus ideas y no dudan en usar cualquier medio, por muy detestable que sea, para obligarnos a la mayoría a pasar por el aro de sus creencias.

La Ministra de Igualdad no está haciendo otra cosa que defender los valores del Estado de Derecho, el programa electoral con el que el PSOE ganó las elecciones, el compromiso con una reivindicación largamente solicitada por una gran mayoría de mujeres y de hombres y el derecho a llevar al Parlamento de España una ley que deberá ser debatida y aprobada por la mayoría de los representantes de los españoles.

No podemos consentir que la sinrazón impida seguir avanzando en derechos y libertades. La gran mayoría de los que defendemos los valores constitucionales nos sentimos atacados por los que no asumen que vivimos en una sociedad democrática avanzada, una sociedad donde son las leyes aprobadas por los representantes del pueblo las que marcan las pautas de convivencia sin ingerencias externas que pretenden mandar y hacer saber.

Sé que hay una gran mayoría de hombres que comparten con nosotras que es necesario reformar la ley del aborto, pero hoy, en femenino, permitidme decir que todas somos Bibiana Aído.

YA ESTÁ BIEN

lunes, 20 de julio de 2009

El PP dice ser víctima de un plan para destruirle. Afirman, y lo hacen sin ruborizarse, que son objeto de una conspiración que tiene como finalidad acabar con los conservadores. No se inmutan cuando señalan que se están utilizando métodos propios de un Estado policial. Consideran que en el caso Gúrtel están siendo objeto de de una campaña programada y ejecutada para desprestigiar a sus cargos públicos y al propio partido.

Arremeten contra el Gobierno, contra los medios de comunicación, contra la policía, contra los jueces y los fiscales.

No tienen empacho alguno en intentar desacreditar a todas las instituciones del Estado si ello les permite, en un vano intento, lavar la cara. No temen cuestionar la libertad de expresión de los medios de comunicación si creen que con esta estrategia pueden debilitar la información que sobre la trama corrupta que les afecta se publica en nuestro país.

Resulta estremecedor observar como el mayor partido de la oposición es capaz de cuestionarlo todo cuando se ven acosados, no por la información, sino por los hechos que afectan a muchos de sus cargos públicos. Algunos, hay que recordarlo, están en la cárcel y otros hay serios indicios de que cometieron acciones ilícitas.

El Partido Popular usa una doble vara de medir, o triple, o cuádruple. Todo depende de quien esté implicado en actuaciones condenables desde cualquier punto de vista.

Si las actuaciones las realiza algún político de otro partido entonces piden investigaciones, dimisiones, transparencia, apelan a la libertad de expresión y se olvidan de la presunción de inocencia.

Si las actuaciones las realiza algún cargo de su partido poco relevante para sus intereses lo expulsan.

Si las actuaciones las realizan cargos relevantes, con mucho poder e información, entonces no dudan en acusar a diestro y siniestro de sus males.

No, señores y señoras del PP, ese comportamiento no sirve, no es ético, no responde a los valores que un demócrata debe defender. Ustedes tienen un serio problema con muchos de sus cargos públicos. Su obligación es investigar que ha ocurrido, depurar responsabilidades y colaborar con la justicia.

Lo que no deben hacer es intentar desacreditar a la policía y a la justicia, que lo único que están haciendo es cumplir con las funciones que le otorga nuestro sistema constitucional y las leyes, que lo único que están haciendo es investigar un clamoroso caso de corrupción.

Lo que no deben hacer es arrojar basura sobre los medios de comunicación que informan sobre la trama de corrupción que se ha ido tejiendo dentro del PP.

CUMPLIENDO COMPROMISOS

martes, 14 de julio de 2009

El Presidente del Gobierno se comprometió al inicio de la legislatura a promover un nuevo modelo de financiación autonómica que permitiese dar respuesta a una reclamación unánime de las CC.AA.

Todas las administraciones autonómicas coincidían en que el modelo vigente era insuficiente para dar respuesta a las necesidades de financiación, sobre todo en aquellas comunidades donde había aumentando de forma sustancial la población. Lo hizo Cataluña pero, también, Madrid, Valencia, Murcia, estas tres últimas gobernadas por el PP.

El compromiso del Presidente del Gobierno fue explicitado nuevamente en el Debate del Estado de la Nación, donde afirmó que el 15 de julio de este año debería estar cerrado el nuevo modelo.

Una vez más, se cumple con la palabra dada.

El modelo que se plantea es mucho mejor que el anterior y lo es por varias causas:

. Responde a las distintas necesidades de cada una de las administraciones autonómicas. Se tiene en cuenta el aumento de población que han tenido algunas de las CC.AA y se aplican instrumentos que permiten dar respuesta a otras peculiaridades de un territorio complejo y plural como es el nuestro (envejecimiento, dispersión…)

. Es solidario ya que garantiza la igualdad de derechos. El 80% de los recursos será dedicado a servicios sociales.

. Es un modelo más justo.

. Permite que se actualice anualmente y, por lo tanto, dar respuestas a las nuevas necesidades que vayan surgiendo. De este modo se asegura la permanencia del sistema, evitando tensiones territoriales.

. Cuenta con un fondo de suficiencia que asegura el mantenimiento del statu quo de todas las CC.AA, lo que permite que ninguna pierda recursos.

. Se contempla otro fondo que permitirá la convergencia de las comunidades con menos PIB Per cápita o que no hayan aumentado su población y uno de competitividad para aquellas que pese a tener más capacidad fiscal tenga una financiación Per cápita inferior a la media.

Por lo tanto, es objetivo afirmar que es un modelo que permite una mayor cohesión social y una mayor cohesión territorial, ya que contempla toda la diversidad de las necesidades de cada una de las CC.AA.

No se entiende la actitud del PP, aunque tampoco sorprende.

Por un lado cuestionan el anterior modelo porque no contemplaba las nuevas realidades y no permitía su actualización. Dicen que no es adecuado dar más recursos porque se generará déficit pero, al mismo tiempo, los Presidentes de las CC.AA donde gobiernan reclaman más dinero. Presentan iniciativas en el Congreso y en el Senado solicitando más financiación para servicios sociales pero cuestionan un modelo que contempla que el 80% se destine a educación, sanidad y políticas sociales.

CONTRADICCIÓN TRAS CONTRADICCIÓN. No estaría mal que se aclarasen. Se les ve confusos, sin ideas. Siguen demostrando que su único interés es generar ruido para ver si obtienen algún rédito partidario. Sigo creyendo que tienen que estar bastante más tiempo en la oposición para ver si son capaces de convertirse en un partido serio y riguroso y dejar de ser una derecha que sólo sabe moverse en la descalificación y en el no por el no. España se merece otra derecha. Una derecha que tenga capacidad de presentar alternativas. Este PP español no tiene ideas. Sólo tienen mucha prisa por llegar al poder. Lo de siempre.

EL PLAN “E” FUNCIONA

lunes, 6 de julio de 2009

El Gobierno de España puso en marcha, para hacer frente a la crisis, el Plan E. Un Plan integral, ambicioso y que pretendía responder a las consecuencias de la crisis internacional generada por los que defendían la desregulación del mercado.

La economía privada hizo crack y el Estado tuvo que poner recursos, iniciativa y medidas para evitar en la medida de lo posible las consecuencias de una crisis generada por la avaricia, por los neoliberales. Esto no debemos olvidarlo porque, si lo hacemos, podría volver a repetirse.

El Plan E, que contiene medidas fiscales, financieras, de apoyo a las empresas y a las familias, planes para hacer frente a los problemas de sectores como el automovilístico o el turístico, un Plan de Inversión Local, de medidas dirigidas a favorecer la competitividad o de inversión pública, empieza a dar sus frutos.

Eran muchos los que quisieron denostar el Plan con el que el Gobierno ha planteado hacer frente a la crisis económica. Ahora que se empiezan a vislumbrar sus resultados o callan, o hablan de espejismos o piden prudencia. La prudencia que habían debido demostrar cuando estábamos en una situación compleja y complicada y lo único que no necesitaba nuestro país era que se generase desconfianza e inseguridad.

Hoy, que empezamos a tener una mejor situación, no dicen nada. Hoy, que los datos de empleo mejoran, que desciende durante dos meses consecutivos el paro, que hay mejoría en el consumo y en el sector exterior, que la venta de coches crece, miran para otro lado.

Es cierto que debemos de ser prudentes, pero no es menos cierto que hemos de reconocer la realidad y que hemos de apostar porque esta tendencia hacia la mejoría de la situación económica se consolide.

Es necesario generar confianza y apostar por seguir por la senda de generar un nuevo modelo de crecimiento económico sostenible económica, social y medio-ambientalmente.

El Gobierno está demostrando con hechos, con datos, que el Plan E era acertado, ahora toca avanzar hacia un nuevo proyecto económico que permita que nuestro país avance con mayor solidez.

¿Tendremos los ciudadanos a nuestro lado a aquellos que hasta ahora sólo han sabido situarse en la crítica destructiva o seguirán en la descalificación, el catastrofismo y la ausencia de propuestas?

Me gustaría creer que cambiarán de actitud y se situarán en el lado de los que trabajan para salir definitivamente de la crisis y mantener los síntomas de recuperación económica que ya se han iniciado. Pero, sinceramente, no han estado en este lado y no se les espera.

RECORDANDO A NORBERTO BOBBIO

jueves, 2 de julio de 2009

Hoy he vuelto a releer en el avión de Vigo a Madrid el libro de Norberto Bobbio: Derecha e izquierda.

En este libro el autor reflexiona sobre la validez de los conceptos izquierda y derecha, señalando que la esencia de tal distinción es la posición que se tiene ante la idea de igualdad. Los que se sitúan en la izquierda dan más importancia a lo que nos convierte en iguales, a las formas de disminuir los factores de desigualdad.

Así, una política igualitaria se caracteriza por el desarrollo de políticas para remover los obstáculos que convierten a los hombres y a las mujeres en menos iguales.

Se trata de respetar la diferencia pero trabajando sin descanso para superar la discriminación según la cual la humanidad ha estado dividida en superiores e inferiores, en dominadores y dominados, en amos y esclavos, en ricos y pobres, en lo masculino y lo femenino…

Coincido plenamente en que la igualdad es un concepto fundamental que nos diferencia de la derecha. Los conservadores han intentado hacerse con el concepto de igualdad y lo han utilizado, solo verbalmente, como uno de sus valores pero, ciertamente, han sido palabras.

No han sido ellos los que han universalizado la sanidad o la educación o los que han puesto en marcha políticas para acercar a los más desiguales: aumento de pensiones, del salario mínimo interprofesional, becas, centros educativos de todos los niveles en todos los territorios, ciudades, villas, aldeas…

No han sido ellos los que han aprobado políticas de discriminación positiva para que las mujeres nos acercáramos cada vez más a la igualdad plena entre sexos. No han sido ellos los que han aprobado una Ley de Dependencia que permita que las personas con discapacidades, lo que las hace más desiguales, puedan tener una vida digna.

No han sido ellos los que han impulsado los derechos de todas las personas a vivir con normalidad su sexualidad. No han sido ellos los que han invertido más en las zonas más desfavorecidas.

No han sido ellos los que han creado ayudas, subsidios, derechos para las personas que pierden sus empleos. No han sido ellos los que han puesto en marcha las políticas progresivas de impuestos: que paguen más los que tienen más capacidad contributiva para redistribuir la riqueza.

No han sido ellos los que han creído en la necesidad de hacer una política internacional para el desarrollo de los países pobres. No han sido ellos los que, en definitiva, han impulsado la igualdad como el valor más relevante.

Por eso hay que estar muy atentos a que no se hagan dueños de las palabras. No basta con decir que se defiende la igualdad.


Hay que tomar medidas que hagan que avancemos hacia una mayor igualdad. Hay que tomar medidas que permitan que se rompan los muros que separan a los que más tienen de los que menos tienen, a los que tienen mayor acceso al conocimiento de los que no lo tienen o lo poseen en menor medida. Hay que tomar medidas que pongan freno a la discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Eso es lo que ha hecho la izquierda en España con políticas globales que han permitido que hoy seamos más iguales, menos desiguales, que hayamos avanzado para poner freno a las discriminaciones como nunca en la historia de nuestro país.

A los hechos me remito. Hoy, nuestro país puede hacer un balance muy positivo de su evolución en términos de igualdad. Supongo que nadie se atreverá a negarlo. Han sido las políticas puestas en marcha por el PSOE las que lo han permitido.

Eso es lo que no ha hecho la derecha en España que todo lo fía al albur del mercado y a las posibilidades individuales. ¿Quién conoce alguna medida tomada por el Gobierno del PP, en el Estado o en las CC.AA que gobiernan, que haya sido un paso hacia delante para luchar contra la desigualdad?

Pues eso. Hay una diferencia clara entre izquierda y derecha que está avalada por la realidad: el desarrollo en la práctica del concepto de igualdad.

Releer a Norberto Bobbio me ha sentado bien. Me ratifica, si cabe más, en sentirme encantada de ser de izquierdas.

QUE TODOS ARRIMEN EL HOMBRO

martes, 30 de junio de 2009

Nadie duda de que los ayuntamientos democráticos, que cumplen ahora 30 años, han sido una administración del Estado básica para favorecer la modernización en nuestro país, para dotar de servicios y dotaciones de calidad a las ciudades y pueblos, y para mejorar la vida de los ciudadanos.

Lo han hecho, incluso, en ámbitos en los que carecen de competencias, pero sabiendo que sólo se camina hacia la prosperidad cuando se tiene el arrojo de apostar por los cambios, con optimismo, y con la seguridad de que sólo con ideas, proyectos y creatividad se pueden superar las dificultades.

Hoy, ante una situación económica compleja estamos obligados a dar respuestas rápidas, rigurosas, con capacidad de diseñar el futuro y teniendo en el centro de las decisiones a las personas. Este es un papel que han de asumir todas las administraciones del Estado.

Por eso felicitamos que el Gobierno de España haya tenido la inteligencia de involucrar a los ayuntamientos en el objetivo de impulsar la actividad económica y el empleo.

El Fondo de Inversión Local dotado con 8000 millones ha sido una extraordinaria idea y hoy ya sabemos que, también, un éxito. Es así como se trabaja para superar la crisis.

El PP, con el señor Rajoy a la cabeza, no apoyaron este fondo, al igual que tampoco lo han hecho con otras muchas medidas.

Eso sí, la misma derecha que aquí se opuso, desde sus puestos de regidores en los ayuntamientos, se muestran encantados y ninguno ha renunciado a participar de este fondo.



Es la doble moral que usan los conservadores españoles: Por un lado, actúan como profetas del desastre, descalifican y muestran una total ausencia de propuestas o planes y, por otra, se suman a las inversiones y financiación que el Estado pone a disposición de CC.AA. y Ayuntamientos.

Por el contrario, el Presidente del Gobierno ha planteado, en el Debate del Estado la Nación, un importante número de iniciativas que persiguen avanzar hacia un nuevo modelo de crecimiento. Entre estas iniciativas se incluye un Fondo de 5000 millones que gestionaran las entidades locales.

Una vez más soluciones frente a alarmismo. Eso es lo que demandan los españoles: soluciones y no algaradas.

Nosotros, los socialistas, siempre hemos tenido una clara vocación municipalista. Confiamos en que desde la proximidad se tiene una enorme capacidad para favorecer el desarrollo y, por ello, no tenemos ninguna duda de que deben tener una participación activa en ese cambio de patrón económico que España necesita y que el Gobierno de España ha trazado.

Es una propuesta muy positiva que sitúa en el centro de la política a los ayuntamientos. El PP lo sabe y, por eso, intentan atacar a estos fondos de inversión local. Se equivocan. Las ciudadanas y los ciudadanas de todos los rincones de nuestro país ven cada día como se están transformando sus ciudades gracias a estas inversiones del Gobierno, como se genera empleo y como se evita que se destruya.

El Presidente del Gobierno ha acertado con estas medidas. Es más, un amigo alcalde me ha dicho que El Presidente Zapatero se ha convertido en el mejor alcalde de nuestro país. Es cierto. Le guste o no a la derecha. Los alcaldes populares lo saben.

¿SOLOS?

lunes, 29 de junio de 2009

En los últimos días hemos venido escuchando que el Gobierno está sólo, que nos enfrentamos a una situación de soledad parlamentaria. Creo que está afirmación, no por repetida, es cierta.

En esta legislatura se han debatido en el Congreso de los Diputados un total de 800 iniciativas y se han perdido sólo 11. ¿Se puede afirmar con estas cifras que el Gobierno se mueve en la soledad? Yo diría que no. Más bien, lo contrario. No, exclusivamente, por lo tercas que son las cifras y lo evidente que son los resultados, sino, y sobre todo, por el contenido de las iniciativas que se han perdido.

Por centrarme sólo en una de ellas me referiré a la Proposición No de Ley que pedía que desaparecieran los Ministerios de Vivienda, Cultura e Igualdad. ¿Alguien cree que perder iniciativas de este tipo pone en evidencia que el Gobierno está aislado? Pues, la verdad, no. Es más, creemos que hay peticiones que retratan a los que las proponen y las votan y también a quien las pierde, dejando en mejor lugar a quien se opone.

Lo cierto es que el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso y del Senado hemos logrado sacar adelante la mayoría aplastante de las iniciativas que se han debatido y se ha hecho a través del diálogo y el acuerdo con distintos grupos políticos.

Nadie niega que la situación sea compleja y que se hayan de hacer esfuerzos para llegar a acuerdos pero eso, lejos de ser negativo, es una prueba evidente de que vivimos en una democracia madura donde trabajar para acercar posiciones forma parte de la normalidad.

¿Por qué, entonces, ese afán por demostrar que el Gobierno vive en la inestabilidad si no se corresponde con la realidad? ¿Por qué no se pone en valor todo lo contrario? ¿Por qué no se ha resaltado que hemos sido capaces de aprobar en el Congreso de los Diputados el techo de gasto? Yo tengo mi respuesta pero creo que es más pedagógico que cada uno se la dé a sí mismo.

Junto a esta afirmación se dan otras que se repiten hasta la saciedad: que el Gobierno negó la crisis y que cuando la reconoció se dedicó a poner encima de la mesa una y otra medida deslavazadas. Tampoco se corresponden con la realidad.

Nadie podía a principios de 2009 aventurar la profunda crisis internacional que íbamos a padecer a nivel planetario. Miente, y todos los sabemos, quien dice que ya lo venía advirtiendo. No es verdad.

La profunda crisis internacional que padecemos nos pilló a todos a contrapie: a los gurús de la economía, a los organismos internacionales, a todos los grupos políticos, a todos los países…. Y cuando la tuvimos encima el Gobierno se puso manos a la obra, proponiendo medidas de apoyo al sistema financiero, a las empresas y a las familias y planteando en todos los foros internacionales ideas e iniciativas que pudieran avanzar en dar una respuesta global a las consecuencias que se estaban generando y reflexionando sobre un nuevo modelo de futuro que evite que puedan repetirse los mismos errores.

No es cierto que las medidas que se han puesto en marcha sean improvisadas o no tengan un criterio global. Todo lo contrario. Las primeras medidas que se pusieron en marcha tenían como objetivo que el sistema financiero no se derrumbara, porque con él se derrumbaría el conjunto de la economía y lo pagarían los de siempre: los que no la han creado. También se decidió apoyar a las empresas con multitud de medidas fiscales y de crédito y, por supuesto, a las familias, a los trabajadores y a los desempleados, no dejándolos abandonados a su suerte.

Conscientes de que el problema más grave a que nos enfrentamos es la pérdida de empleo se acordaron medidas que intentaran paliar su destrucción a través de la inversión pública: el fondo local o la contratación de grandes obras son un ejemplo claro.

Y, ahora, lo más complejo, pero fundamental: diseñar un nuevo modelo económico. En ello está el Gobierno.

Se puede estar en contra de las decisiones tomadas, se pueden plantear alternativas, se puede expresar el desacuerdo con las medidas, pero lo que no se puede hacer son afirmaciones gratuitas que no se corresponden con lo que ha pasado.

Por cierto, estoy impaciente esperando conocer que plantean los que dicen todas están cosas: cuales son las propuestas que defienden. Es bien cierto que es más fácil moverse en la generalidad, situarse en la crítica y en la ambigüedad que buscar soluciones, pero desde luego, ni es más ético ni aporta nada para salir de la crisis e intentar volver a una senda de crecimiento. Ellos y ellas, los que se mueven en ese modelo de hablar mucho y hacer poco sabrán para que sirve. Yo creo que para nada.

apostar por la igualdad

jueves, 18 de junio de 2009


Antes de ayer se aprobó en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley en la que se solicitaba la desaparición de los Ministerios de Cultura, Vivienda e Igualdad.

Me parece muy poco serio que se planteen este tipo de iniciativas. No hay razones rigurosas para plantear la desaparición de ninguna de ellos, pero hoy me quiero centrar en el Ministerio de Igualdad.

Quiero recordarles a todos los que han votado favorablemente su desaparición que las mujeres llevamos mucho tiempo, demasiado tiempo reclamando ser partícipes activas en el mundo y a todos los niveles: político, social, económico, cultural, laboral, social…

Durante demasiado tiempo estuvimos recluidas en el mundo de lo privado y fue por la labor, muchas veces desconocida, de miles de mujeres, que comenzamos a hacernos visibles.

Fue el PSOE el que apostó por convertir las reclamaciones de las mujeres en iniciativas que pudiesen potenciar que la discriminación que hemos padecido secularmente iniciará un camino hacia la igualdad.

Un camino que se inició con el apoyo a las políticas de cuotas y que ha tenido su máximo exponente en la aprobación de la Ley de Igualdad.

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apostó claramente y sin reservas por nosotras, por las mujeres, con un número importantísimo de medidas que permiten que sigamos transitando hacia la igualdad real y plena, que es un derecho irrenunciable para una sociedad que quiera ser moderna, plenamente democrática, justa y equitativa.

Fue el Presidente del Gobierno el que nombró un Gobierno paritario. Fue el Presidente del Gobierno el que decidió que hubiese un Ministerio de Igualdad que permite que las políticas de género, que son imprescindibles en una sociedad en la que aún hay muchas trabas sexistas que superar, se pusiese en funcionamiento.

Este Ministerio es de una enorme relevancia, por más que algunos pretendan hacerlo desaparecer, ya que tiene como finalidad que en todas las decisiones que se tomen se tenga en cuenta la perspectiva de género y porque su existencia hace que las justas demandas de las mujeres sean tratadas al más alto nivel: desde la existencia de un ministerio pensado para avanzar en la igualdad.

¿Cómo es posible que se pretenda hacerlo desaparecer? Las mujeres necesitamos que se sigan impulsando políticas que nos permitan acceder en igualdad de condiciones a la política, a la educación, al trabajo, a los órganos de dirección públicos y privados, a la cultura, al ocio. Necesitamos políticas que luchen contra la discriminación en los salarios, en la promoción en las empresas y en las administraciones, en la lucha contra el uso estereotipado de nuestra imagen, contra el maltrato, en la defensa de nuestros derechos civiles.

¿Alguien cree que todo esto se puede hacer si no hay una apuesta seria porque la política de igualdad sea de primer orden? ¿Alguien duda de que tener un Ministerio que se encarga en exclusiva de nuestros derechos como mujeres no sea una apuesta de primer orden? ¿Alguien cree que las políticas de género no tienen entidad suficiente para ser defendidas de un Ministerio exclusivo?

¿En qué mundo viven los que creen que el Ministerio de Igualdad es una carga para el Estado? ¿Es qué creen que nosotras, las mujeres, somos una carga para el erario público? ¿Es qué aún no se han dado cuenta de que sigue habiendo graves situaciones de discriminación que precisan de la actuación política al más alto nivel?

De verdad, no entiendo que en el siglo XXI haya una sola persona que no sea consciente del importante significado que tiene que exista un Ministerio que se ocupe de los problemas, graves problemas, que aún padecemos las mujeres, la mitad de la población. Repito: la mitad de la población. ¿No merece la mitad de la población un Ministerio que se encargue de dar respuesta a sus demandas?

Siento tener que decirlo pero los que no lo entienden no apuestan, realmente, por la igualdad. Los socialistas sí lo hacemos y no vamos a renunciar a seguir avanzando hacia la igualdad total. Es una cuestión de derechos. Es nuestra cuestión.

LÍMITES QUE NO SE HAN DE TRASPASAR

miércoles, 17 de junio de 2009

El Magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, ha elevado el denominado “caso Gurtel” al Supremo, al ver indicios de delito contra el Senador y actual tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas.

El juez ha enviado una exposición razonada tras recibir un informe de la Fiscalía Anticorrupción que pedía elevar este caso al Supremo tras detectarse indicios de delitos contra la Hacienda Pública y cohecho.

Ahora, los demócratas esperamos que el Sr. Rajoy y la Sra. Cospedal exijan responsabilidades a su Vicesecretario General de Comunicación y diputado, el Sr. González Pons. Ellos que son tan amigos de pedir dimisiones deberían solicitársela.

Este cargo público popular no dudo en hacer unas declaraciones inadmisibles en las que relacionaba la petición de la Fiscalía con los resultados electorales del PSOE. Se atrevió a decir que su actuación era causada por el mal perder del Gobierno.

Es inexplicable que un representante político pueda poner en cuestión, así a la ligera, la actuación de un poder del Estado con el único fin de ocultar la corrupción que se está investigando dentro de las filas populares.

El Sr. Pons no tuvo pudor en cuestionar al Estado de Derecho para intentar, de este modo, salvaguardar al tesorero del PP.

Me pregunto que como es posible que una persona que forma parte del legislativo del Estado pueda hacer unas afirmaciones tan groseras, fuera de todo lo admisible y que muestra a las claras la catadura democrática de quien las pronuncia.

Jueces y fiscales están obligados a perseguir los delitos y nadie puede quedar inmune de ser investigado si hay indicios e informes que lo avalen.

Todos los ciudadanos estamos obligados a respetar y defender las funciones que tienen atribuidas en la Constitución Española los distintos poderes del Estado, pero sí se es un cargo público, la obligación es mucho mayor.

El Sr. Pons ha traspasado todos los límites y, con la incontinencia verbal que lo caracteriza, deja en muy mal lugar a la derecha política española que muestra síntomas muy preocupantes de no ser demócratas.

El Presidente del PP, el Sr. Rajoy, tiene la obligación inexcusable de cuestionar las palabras de su vicesecretario de comunicación porque atentan gravemente contra la democracia. Si no lo hace será cómplice y, entonces, podremos pensar que no cree en los principios democráticos y que en el PP todo vale si se trata lavar la cara de la corrupción que los asola.

La hipocresía del PP

martes, 2 de junio de 2009



Hoy en las páginas de Galicia del País aparece una información con imágenes gráficas en la que se ve como el Sr. Baltar, Presidente del PP en la provincia de Ourense usa al chofer de la Diputación para llevar a sus nietos al colegio.

En la noticia se señala que José Luis Baltar utiliza prácticamente a diario y en horario laboral al chofer de la institución provincial para tareas domésticas.

Además de realizar estas tareas se recoge en la noticia que el funcionario conduce en campaña electoral el Audi oficial del Presidente de la Diputación para llevar a este a los mítines.

Sin entrar en el fondo de la cuestión lo que sí hay que dejar claro y contundente es que el PP tiene dos varas medir. Por un lado critican al Presidente del Gobierno por usar un avión oficial para trasladarse a los mítines y , por otro, está demostrado que ellos lo hacían en su época de gobierno y que, ahora, también usan los coches oficiales no sólo para asistir a mítines sino, también, para tareas de carácter meramente personal y domésticas.

En un comunicado elaborado por la Diputación de Ourense se explica que se hace siguiendo las normas de seguridad.

El Sr. Baltar puede aducir motivos de seguridad y el Presidente del Gobierno de España, ¿no? Resultan patéticas las posiciones que mantiene el PP, su doble moral, su carencia absoluta de congruencia y el barro que están metiendo en la campaña electoral para las elecciones europeas con el único objetivo de buscar votos en la descalificación de la política.

El Sr. Rajoy está obligado a dar explicaciones en los mítines en estos cuatro días que quedan de campaña: debe dejar de hablar del Falcón y pasar a denunciar el uso que el Sr. Baltar hace del Audi oficial de la Diputación de Ourense y del chofer. Si no lo hace estará inhabilitado para decir absolutamente nada sobre el uso de los medios de transporte oficiales y mostrará, una vez más, la hipocresía y el engaño que está caracterizando al PP en esta campaña electoral.

Esta forma incalificable de actuar del PP no es nueva. Ya lo hicieron en la campaña electoral autonómica de Galicia con denuncias sobre el Audi del anterior Presidente, sobre compras de sillas que no existían y demás denuncias que buscaban generar desilusión en el electorado y crear falsas percepciones sobre el comportamiento de los socialistas. Supongo que en este mismo momento el Presidente de la Xunta de Galicia, el Sr. Feijoo estará pidiéndole la dimisión al Sr. Baltar.

No tengo dudas, tampoco, de que el Sr. Rajoy, habrá levantado esta misma mañana el teléfono y habrá demandado que se tomen medidas serias y contundentes con el Presidente de la Diputación de Ourense.

En todo caso, lo que de verdad me preocupa es que con este echar aceite para ver si alguien resbala, el PP logré que la ciudadanía se aleje de la política, se genere desconfianza y se ponga en cuestión una actividad que es el único arma que tienen los trabajadores para hacer valer sus derechos.

No vale todo, aunque al Sr. Rajoy le hayan convencido sus colaboradores que sí, que para ganar unas elecciones se puede ser hipócrita, se puede falsear la verdad y que enturbiar la vida política puede dar buenos resultados.

Triste, muy triste. Cuando no se tienen ideas, ni proyectos, ni planes para el futuro, ni propuestas, el lema del PP es: Como no tenemos soluciones PP, abramos el lodazal de la insidia. Triste, muy triste.

HABLEMOS DE DERECHOS

miércoles, 27 de mayo de 2009

En los últimos tiempos están corriendo ríos de tinta y de declaraciones sobre la interrupción voluntaria del embarazo

Quiero comenzar este artículo en mi blog dejando claro que soy una firme defensora de la nueva regulación que se plantea.

Señalar, además, que esta iniciativa parte del cumplimiento del programa electoral del PSOE, del compromiso de los socialistas de seguir profundizando en los derechos de las personas, en este caso con las mujeres, que fue nuevamente refrendado en el 37 Congreso del PSOE.

El proceso para convertir esta propuesta en un anteproyecto de ley se ha realizado a partir del informe elaborado por un comité de expertos independientes y de las conclusiones que se elaboraron en la subcomisión parlamentaria creada en el Congreso de los Diputados, así como después de haber escuchado a la sociedad civil. Por lo tanto, búsqueda del consenso, diálogo y participación.

Tanto el informe de expertos como las conclusiones parlamentarias llegan a un mismo planteamiento: la necesidad de una nueva ley porque la actual genera inseguridad jurídica y permite abusos. A esto hay que añadir que la legislación actual no es homologable con la del resto de los países de nuestro entorno.

Todo lo que hasta ahora he expuesto quiere dejar claro que es una propuesta necesaria, que hay demanda social, que se ha realizado todo el procedimiento hasta llegar al anteproyecto con transparencia, a través del diálogo y con rigor y seriedad, que es un planteamiento coherente con la línea vanguardista que los socialistas hemos venido desplegando y que ha permitido avanzar en el reconocimiento de una mayor autonomía de las mujeres, en eliminar bolsas de discriminación y en progresar en la igualdad real entre mujeres y hombres, que nuestro país tiene necesariamente que adaptar la legislación a la del resto de los países avanzados y, por último, que debemos cumplir con las recomendaciones de múltiples organismos internacionales.

Lo que planteamos es que es necesario reconocer y garantizar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, protegiendo los derechos fundamentales de la mujer que solicita la intervención, en particular su derecho al libre desarrollo de su personalidad, a la vida, a la integridad física y moral, a la intimidad, a la libertad ideológica y a la no discriminación.

En definitiva estamos profundizando en derechos. Hablamos de derechos.

YO ME PONGO DE AMARILLO

jueves, 14 de mayo de 2009



IDEAS FRENTE A ALARMISMO

miércoles, 13 de mayo de 2009

El Debate del Estado de la Nación realizado el martes doce de mayo y el miércoles 13 muestran claramente que el Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, tiene claro cuál es el rumbo que se ha de tomar para sacar a España de la crisis y hacerlo con un modelo económico sostenible.

La valoración de la situación económica realizada por el Jefe del Ejecutivo español y el carácter de las medidas propuestas han sido realistas y rigurosas.

Así, ha quedado claro que el objetivo prioritario sigue siendo detener el duro golpe de la crisis y poner freno a la pérdida de empleo. Además, los signos de estabilización que se perciben en el marco internacional invitan a que se defina con claridad y firmeza el nuevo modelo de crecimiento económico que España precisa.

Responder a todo ello es lo que ha expuesto el Presidente del Gobierno en su discurso, planteando una amplía batería de medidas que, sin lugar a dudas, permite afirmar que España está en buenas manos.

Nadie mínimamente objetivo podrá negar que Zapatero tenga un claro proyecto de futuro en el que un nuevo modelo económico basado en el conocimiento, las nuevas tecnologías, el respeto al medio-ambiente y la apuesta por las energías alternativas son fundamentales y en el que la justicia, la protección social y la calidad de vida de los ciudadanos juegan un papel fundamental.

Por el contrario, el contenido del discurso del Partido Popular, de Mariano Rajoy, durante la celebración del debate, ha demostrado que ni él ni su partido tienen una alternativa económica y social al plan presentado por el Gobierno.

Hemos visto la cara más triste de la derecha española. Una derecha que tiene un único objetivo: la recuperación del poder a cualquier precio, sin importar los medios utilizados para conseguirlo. Una derecha que usa a los parados para obtener réditos electorales y que parece esperar a que amanezca un nuevo día con datos negativos, en la idea de que eso les beneficia.

Hay que denunciar que el único objetivo de los populares es generar en la ciudadanía temor de cara al futuro y desconfianza en la capacidad de este país para salir de la crisis, utilizando también las pensiones para sembrar inquietud. El PP se ha instalado en una campaña de continuo desprestigio de la política económica española, tratando de ocultar, además, el contenido de la reforma laboral que propugnan.

En definitiva, no puedo por menos que afirmar que los españoles no se merecen una derecha así, una derecha que descalifica e insulta, que vive instalada en el alarmismo y la confrontación y que, en términos matemáticos, sólo propone, para salir de la crisis, el conjunto vacío. Por que eso es lo que hemos podido apreciar durante estos dos días: ni una sola idea, ni una sola propuesta, ni una sola medida.

HACER FRENTE A LA CRISIS

lunes, 11 de mayo de 2009

Los indicadores económicos mundiales muestran en las últimas semanas algunos indicios más favorables que parecen indicar que podríamos estar remontando el vuelo de la recesión global que padecemos. No es menos cierto, sin embargo, que aún no se puede hablar de recuperación económica.

De lo que no cabe duda es de que debemos seguir avanzando. No podemos quedarnos mirando al cielo para ver si caen soluciones mágicas. Eso no existe. Lo que tampoco podemos hacer es aplicar recetas viejas a situaciones nuevas. Esta crisis es una crisis generada por la desregulación, por la avaricia, por la insolidaridad de los que sólo se han preocupado de su propio enriquecimiento y, por ello, no puede solucionarse con el abaratamiento del despido, con recortes en los derechos sociales o con abandonar a su suerte a los que más sufren una situación que no han creado: los desempleados.

Es la hora de planificar un nuevo modelo de crecimiento basado en la economía verde (avance de las energías renovables y en modernizar los sectores del turismo, del automóvil y el agroalimentario. Es la hora de poner en marcha reformas estructurales y en impulsar medidas que nos sitúen a la vanguardia de los nuevos tiempos. Estas han de basarse, sin duda, en la educación, en la formación, en las nuevas tecnologías.

¿Es esta una obligación que solo le corresponde al Gobierno de España o es una obligación que tienen que compartir las CC.AA y los Ayuntamientos? Sin duda es necesario el compromiso de todos, la cooperación y la coordinación. ¿No tienen competencias en áreas fundamentales para el desarrollo las administraciones autonómicas? Las tienen y deben usarlas para trabajar juntos en la dirección de una salida de la crisis que nos sitúe en una mejor posición de salida. No vale con reclamar al Estado y mirar para otra parte. Es la hora de que todos arrimemos el hombro.

La ciudadanía española analizará a cada uno por el papel que se haya jugado en estos momentos difíciles. Si el balance final es la crítica sin cuartel, la ausencia de propuestas y la falta de compromiso para facilitar la salida de la crisis, seguro que habrá muchos que obtengan un sonoro suspenso. La realidad pondrá a cada uno en su sitio por más que ahora parezca que sacan réditos a una política destructiva basada en la confrontación sin cuartel.

políticas de igualdad

jueves, 7 de mayo de 2009



Jornadas abiertas sobre Políticas de Igualdad en la Unión Europea organizadas por Delegación Española del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo en Murcia

DAR LA CARA

martes, 5 de mayo de 2009

El Presidente del Gobierno se enfrentará los próximos días 12 y 13 de mayo al Debate del Estado de la Nación. Lo hará en un momento complicado, fruto de un contexto económico internacional complejo que, en España, se agrava, con la pérdida de empleo producido, sobre todo, por la reestructuración del sector inmobiliario.
Esta decisión tiene riesgos. Es indudable. Se trata de presentarse ante la ciudadanía con un debate difícil, pero también, es una muestra clara de la capacidad política de quien no se amilana frente a las dificultades, de quien no teme DAR LA CARA.
El Presidente del Gobierno analizará en el Congreso de los Diputados la situación que atraviesa la economía española: nuestras fortalezas, nuestras amenazas, nuestras debilidades y nuestras oportunidades. Además, dará a conocer cuales son los planes, los proyectos, las estrategias y las medidas para salir reforzados de esta crisis.
No me compete a mí señalar cuales serán las líneas básicas de su mensaje. Las conoceremos la próxima semana, pero sí que creo que el hecho de que haya decidido no esperar más para realizar este debate es una muestra clara de su talante democrático y de su compromiso con hacer del parlamento el centro de la vida política.
¿Alguien puede dudar de qué esto es lo que debe hacer un dirigente político: hacer copartícipes al resto de los representantes de los ciudadanos, al conjunto de España de la situación que vivimos, de las prioridades que debemos dibujar frente a esta profunda crisis económica que el mundo atraviesa y a cómo debe hacerle frente nuestro país?
Este es el momento idóneo para realizar el debate y, además, responde a lo que ha venido haciendo el Presidente del Gobierno desde el inicio de la crisis: Ponerse al frente y DAR LA CARA.
Lo hizo cuando puso en marcha las medidas de apoyo al sistema financiero y al crédito, las medidas de apoyo laboral y social, las medidas de inversión para el empleo y las reformas de modernización de nuestro sistema económico.
Y no se han tomado de espaldas a los ciudadanos. Al contrario, ha comparecido de forma reiterada y habitual, como nunca antes había ocurrido, ante el Parlamento: para informar de las decisiones que se iban tomando, para escuchar propuestas, para debatir, para dejar claro que en esta crisis el centro de atención tenían que ser las personas, sobre todo las que más lo están sufriendo y  para definir que modelo de crecimiento tenemos que desarrollar para que la salida de la crisis coja a España en la mejor situación.
Creo que esta forma de proceder es la adecuada: la de estar dispuesto a dar explicaciones a las ciudadanas y ciudadanos, explicándoles el porque de las decisiones, explicándoles como queremos salir de la crisis poniendo el horizonte en el futuro.
Frente a esto el PP sigue, y siento decir que creo que seguirá, instalado en la confrontación, en el acoso y derribo al Gobierno, en la exageración, sin ideas, sin propuestas claras (más bien ocultas), con recetas del pasado y con mensajes catastrofistas en el deseo de generar desconfianza e inseguridad.
Para ellos sería, también, una buena ocasión para entrar en un debate serio de ideas, de propuestas, de pacto real para salir juntos de la crisis. No vamos a hacer un debate de elecciones generales. Vamos a debatir sobre el Estado de la Nación y sobre como mejorar la situación económica con las miras en el futuro, en la superación de la crisis, en dar respuesta a los problemas de la gente, en generar esperanzas basadas en análisis reales. ¿Serán capaces de sobrevolar sus deseos electoralistas y arrimar el hombro? Lo dudo.

ELECCIONES EUROPEAS: ¿QUE NOS JUGAMOS?

lunes, 27 de abril de 2009

 
El 7 de junio tod@s nos jugamos mucho. Ese día los europeos hemos de decidir que Europa queremos.

Si deseamos una Europa que se implique para salir de la crisis internacional que vivimos desde la profundización en los derechos sociales, o si aceptamos que los conservadores vuelvan a intentar que se desarticulen los instrumentos de igualdad que hemos ido construyendo con tanto esfuerzo.

Es mucho, por tanto, lo que tenemos que defender. Tenemos que defender una Europa para las personas o una Europa para los negocios.

Estas elecciones se van a realizar en un escenario de crisis que afecta a todo el mundo y que está provocando una grave pérdida de empleo.

Los socialistas españoles somos conscientes de que el origen de esta crisis no está en los trabajadores ni en las leyes que regulan sus derechos, sino que es la crisis de un modelo ideológico que ha defendido al mercado salvaje, un mercado sin leyes y sin controles.

Un modelo que sostenía su dialéctica en la no intervención del Estado, en la insensibilidad ante la defensa del medio-ambiente y el cambio climático, en el uso insostenible de las fuentes tradicionales de energía y en el sálvese el que pueda como modo de relación humana.

Una ideología que defendía la reducción de impuestos para los que más tienen y escandalosos beneficios para los grandes directivos.

Una ideología que, sin embargo, preconizaba el rigor salarial para los trabajadores, precarizar las relaciones laborales y disminuir la protección social.

Esa ideología del mercado y del beneficio no debemos de olvidar que es la que preconizaba y la que defienden, ahora a hurtadillas, el Partido Popular.
Esa ideología es la que hemos denunciado los progresistas y la que creemos que hay que desterrar para siempre.

Si son los conservadores los que gobiernan en Europa las recetas a aplicar son claras, son las de siempre, por más que intenten disfrazarlas:
. Bajar impuestos a los que más tienen, con sus efectos perversos sobre las políticas sociales que defienden a los que menos tienen.
. Liberalizar el mercado de trabajo o lo que es lo mismo el fomento del despido libre y barato.
. Defender que el mercado siga siendo el que regule las relaciones económicas.
. Reducir el gasto público y con ello la disminución de la inversión en políticas sociales.
. Privatizar la gestión de las Políticas de Bienestar Social con lo que supone de pérdida de igualdad para los que no pueden acceder a ellas cuando no son públicas.

Por el contario, los socialistas españoles defendemos que haya en Europa un gran pacto para salir de la crisis desde el impulso a un nuevo modelo productivo más sólido y equilibrado, que apueste por la innovación, que respete al medio-ambiente, que genere empleo de calidad y con garantías, que evite el dumping social y que defienda un reparto justo y equilibrado de los beneficios.

Los socialistas españoles defendemos que no se puede dejar a la gente a su suerte, que este es el momento de poner en marcha políticas de cohesión social, políticas que impidan que lo que es una profunda crisis económica se convierta en una crisis social para los que se han visto afectados por ella.

Defendemos la vigencia del modelo social europeo como garante de la igualdad y de la justicia social. Defendemos una política basada en valores, en soluciones para todos y sobre todo para los que peor lo están pasando. Defendemos que se pongan en marcha políticas solidarias.

Nos jugamos mucho y nos lo jugamos todos. No vale mirar para otra parte. Hay que mojarse y no dejar pasar a los que han creado esta crisis y ahora quieren que creamos que ellos no tienen nada que ver, cuando sabemos que el modelo que ha fracasado era su modelo.

DÍA DE LA TIERRA

miércoles, 22 de abril de 2009


cuidémosla
otras compañeras que participaron de este día: yolanda y fátima

UNA ESPAÑA DE PRIMER ORDEN

martes, 31 de marzo de 2009



Los éxitos de la política exterior de España son innegables, por más que quieran ser ocultados por aquellos que se empeñan en dejar sin oxígeno al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El Presidente del Gobierno ha logrado que nuestro país haya consolidado su presencia en el G-20, como lo muestra la incorporación de España al Foro de Estabilidad Financiera, organismo que se encargara de desarrollar muchas de las medidas que se aprueben en la cumbre.

El Vicesecretario General del PSOE ha dicho que nuestra participación en el G-20 es comparable en importancia a la incorporación de España a la Unión Europea. No le falta razón. Es en este marco donde se van a delimitar las medidas para salir de la profunda crisis internacional que padecemos. Es en este marco donde se va a debatir un nuevo modelo para el sistema financiero. Es en este marco donde se van a delimitar las políticas contra el cambio climático, a favor de la economía verde… Es en este marco donde se va a dibujar el futuro.

¿No es, por lo tanto, muy relevante que España pueda ser considerada hoy como un Estado de primer orden? No le he escuchado reconocerlo abiertamente al PP. ¿Qué estarían diciendo si fuese con un gobierno de la derecha con quién se hubiera conseguido? No tengo ninguna duda: que era un hito histórico.

EL VALOR DE LA POLÍTICA

jueves, 12 de marzo de 2009

En estos días en que las noticias sobre la corrupción que asola al PP, el espionaje de unos políticos del PP sobre otros, la descalificación, el tremendismo y los anuncios del holocausto que la derecha quiere hacer sentir a la ciudadanía española, pueden generar en las ciudadanas y ciudadanos de nuestro país desafección de la política, quiero reflexionar en voz alta sobre lo importante que es para la vida de la gran mayoría.
La primera reflexión que me gustaría hacer es que la política es una estructura, un instrumento, una arquitectura social que permite desde los sistemas democráticos la participación del conjunto de los ciudadanos. Todos somos seres políticos. Por lo tanto podemos y debemos participar activamente en política.
La segunda es que la política es un proceso de toma de decisiones, por lo tanto una actividad a través de la que se establecen las condiciones de vida de los seres humanos y el nivel de desarrollo, los valores y principios sobre los que se asienta una sociedad.
La política es, también, el arte de vislumbrar los acontecimientos del futuro y plantear respuestas a sus desafíos.
La tercera reflexión que quiero subrayar es que es absolutamente falso que todos los que nos dedicamos a la política seamos iguales. No es cierto. Unos defendemos desde la actuación política: la igualdad, la justicia, la libertad.
Unos creemos que la política es el único instrumento que existe para que la gran mayoría: los que viven de su trabajo, las mujeres y los hombres, los más jóvenes y los mayores, las personas que viven en los lugares más desarrollados y menos desarrollados, en el campo o la ciudad, en el interior o en el litoral… puedan alcanzar el mismo nivel de bienestar. Por eso defendemos el valor de la política.
Defendemos el valor de la política que ha permitido que nuestro país se haya modernizado, que tengamos derechos y libertades que hace muy poco no nos atrevíamos ni a soñar, que seamos respetados en los ámbitos internacionales, que nuestro nivel de crecimiento sea equiparable al de cualquier país de la Unión Europea.
Otros no. Otros no tienen ningún temor en usar cualquier estrategia de desprestigio, de falsear la realidad, de mirar para otro lado en un intento de ocultar sus trapos sucios, de no reconocer en la práctica al ganador de unas elecciones, de demonizar a los nacionalistas y luego pactar con ellos lo que sea necesario en el Parlamento del Estado para intentar debilitar al Gobierno, en generar desconfianza y miedo en el futuro ante la crisis económica en lugar de arrimar el hombro…
Otros saben que la política es una gran arma pacífica que hace que sean las mayorías las que tomen las decisiones y no unas pocas oligarquías y, por eso, no dudan ni un momento es desprestigiarla, no se paran a pensar ni un segundo en si su actuación puede generar que la ciudadanía sienta desafección y, por lo tanto, se distancie, de lo único que tienen para que no decidan unos pocos y para los de siempre.
Por eso, porque sé de lo importante que es para todos y, sobre todo para los que no tienen de todo, reivindico el valor de lo que nos hace fuertes a la mayoría. El valor de LA POLÍTICA.

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: Trabajando el presente, asentando el futuro

domingo, 8 de marzo de 2009

manifiesto del PSOE

Un año más celebramos la conmemoración del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer y, como cada año, debemos seguir la ingente labor desarrollada por miles y millones de mujeres que contribuyeron con su trabajo, esfuerzo y en muchos casos sus vidas, a la defensa del feminismo, de la Igualdad y de los derechos de las mujeres.Gracias a este gran esfuerzo colectivo de las mujeres del pasado y del presente, se han conseguido grandes avances, pero debemos ser conscientes de que todavía queda un largo camino por recorrer. Aunque nos hemos dotado de instrumentos legislativos fundamentales, la actual situación de crisis económica, que perjudica tanto a hombres como a mujeres, hace que nuestros esfuerzos deban ir unidos para, juntas y juntos, hombro con hombro, conseguir superar este delicado momento y lograr la cohesión y la justicia social, para el bien de nuestro país y de toda la sociedad.
Por ello, debemos estar más vigilantes, aún si cabe, no sólo para no dar pasos hacia detrás en los derechos adquiridos, sino para asentar los fundamentos de un nuevo y necesario modelo económico y social más equitativo y más igualitario: La transformación imprescindible de nuestro país ha de incorporar necesariamente la experiencia, conocimientos y valores de las mujeres: No podemos permitirnos perder ese enorme potencial.
La actual situación de crisis económica ha puesto en evidencia la insuficiencia de un sistema en el que, además de otros problemas, también existen importantes brechas de género. Es el momento de asentar un nuevo modelo económico y social centrado en las personas y en su bienestar. Un nuevo modelo que parta del concepto de desarrollo sostenible, de la igualdad real y efectiva y de la plena incorporación de hombres y mujeres como elemento clave de productividad y eficiencia al favorecer la utilización de la capacidad, el talento y la formación de toda la población. Una sociedad moderna que se define como democrática no puede prescindir ni de la capacidad ni del talento ni de la formación de la mitad de su población, las mujeres.
Por todo ello, el Partido Socialista Obrero Español se propone mantener y continuar potenciando, como tarea ineludible de nuestra sociedad, las acciones positivas para el acceso y mantenimiento de las mujeres en el mercado laboral, en igualdad de condiciones en cuanto a salario y calidad en el empleo; la promoción de políticas para el fomento de la igualdad en el acceso a los puestos de responsabilidad en las empresas y la puesta en marcha de campañas informativas y de sensibilización sobre corresponsabilidad y conciliación de la vida laboral y personal.
Solo trabajando sin descanso podremos adelantar el futuro, acercando a hombres y a mujeres a la igualdad real.

LA MUJER TRABAJA... SIEMPRE


Sí, nosotras podemos.

domingo, 1 de marzo de 2009


miércoles, 25 de febrero de 2009

video

Mitin en Celanova (Ourense)

sábado, 21 de febrero de 2009

video

FOTOS DE CAMPAÑA

viernes, 20 de febrero de 2009



Estas fotos son del mitin de ayer en Cervo en la provincia de Lugo.

SOY GALLEGA

jueves, 19 de febrero de 2009

El próximo 1 de marzo las gallegas y los gallegos nos jugamos mucho. Nos jugamos ser un país de futuro o volver al pasado. Nos jugamos un gobierno de favores o un gobierno de derechos. Nos jugamos que se apueste por la educación, la modernidad, la innovación o volver a ser la Galicia del subsidio. Nos jugamos creer en nosotros mismos o dar marcha atrás y volver al victimismo simplón que conduce al desánimo. Pero sobre todo nos jugamos como nos enfrentamos a la crisis: si lo hacemos con un gobierno progresista que ha tomado medidas de ayuda a los desempleados, a las familias, a las empresas o lo hacemos con un Partido Popular que hace un discurso demagógico pero no ha puesto encima de la mesa ni una sola medida concreta.

El 1 de marzo tenemos que apostar por los que dicen que NO al despido libre, los socialistas, o por los que apuestan por él, la derecha, aunque en época electoral pretenden negarlo. Tenemos que recordar lo que hicieron en el 2002 con el llamado DECRETAZO, ¡y eso que de aquella el PP decía que España iba bien!

El 1 de marzo tenemos que elegir y de ello dependerá el futuro de todos los gallegos, porque deberíamos recordar que con los gobiernos del PP en Galicia estábamos a la cola en todos los datos comparativos económicos y sociales en relación con España y Europa: Eramos la 4ª comunidad con mayor tasa de paro del Estado, triplicábamos la media de la UE en precariedad laboral, el 80% de los hogares gallegos no disponían de acceso a Internet, en los colegios había un ordenador por cada 12 alumnos, el gasto en sanidad estaba por debajo de la media de España, se reducía cada año el gasto en educación, éramos la comunidad con más mujeres dentro del total de parados, llenaron nuestro territorio de autopistas de peaje, apenas había viviendas protegidas y…. un largo etcétera.

El 1 de marzo está en juego que no volvamos a aquella Galicia que decidimos abandonar en el 2005 cuando votamos por el cambio. Nos jugamos mucho y, por eso, para que ellos no vuelvan, todas las gallegas y gallegos tenemos que ir a votar y cerrar el paso al inmovilismo, a lo caduco, a la crispación, al pasado, al miedo…

EL PP PRETENDE OCULTAR LA CORRUPCIÓN QUE LOS ACECHA

lunes, 9 de febrero de 2009

Luchar contra la corrupción, denunciarla y asumir las responsabilidades que conlleva es un deber democrático que no se puede ocultar.
Quien pretende ocultarla muestra cuales son sus valores, dañan la imagen de la política y no están dispuestos a hacer lo único que siempre hay que hacer: ponerse frente a los corruptos, obligarlos a que asuman lo que han hecho y ponerlos en manos de la justicia

APOSTAMOS POR EL SENADO

jueves, 5 de febrero de 2009

SENADO, SÍ

El Título III “De las Cortes Generales” de la Constitución Española de 1978 establece que las Cortes Generales representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados y el Senado y señala que las Cortes Generales ejercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus Presupuestos, controlan la acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuya la Constitución.

Por lo tanto, el Senado es una de las cámaras parlamentarias que recoge la Carta Magna española y, aunque parezca una obviedad es necesario reivindicar el papel de la Cámara Alta tal y como se detalla en el artículo 66.1 y 66.2 porque el Senado, sin duda, ejerce las potestades que le atribuye la Constitución Española. Lo hace con rigor y seriedad, dando así cumplimiento a través de todas las iniciativas y actividades que se desarrollan al mandato constitucional.

En el Grupo Parlamentario Socialista, conscientes de que somos una cámara con menor visibilidad que el Congreso de los Diputados, nos hemos planteado la necesidad de que nuestro trabajo y acción política y parlamentaria sea más conocida.

Para ello hemos realizado todas las tareas propias de las Cortes Generales, intentando que nuestras iniciativas tuvieran el mayor interés posible para la ciudadanía a la que representamos y hemos puesto en marcha iniciativas, mecanismos de información e instrumentos que nos permitiese darlas a conocer.

Pero, también, somos conscientes de que formamos parte de un proyecto político global que tiene como base de sus principios y valores el bienestar de las personas, de todas las personas, especialmente de las que tienen más dificultades y, por eso, hemos participado activamente en la defensa de las iniciativas que el Gobierno Socialista ha puesto en marcha para lograrlo.

Así, el conjunto de las senadoras y senadores se han movilizado para aportar su trabajo en el objetivo de que las ciudadanas y ciudadanos sepan que medidas está poniendo en marcha el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sobre todo en lo relativo a la crisis económica que es lo que más preocupa a la ciudadanía española y, por lo tanto, al Gobierno de España.

Nuestra Constitución establece que el Senado es la Cámara de Representación Territorial. Nosotros, los socialistas del Senado, somos un grupo parlamentario que cree firmemente en el Estado descentralizado que hemos construido entre todos en estos 30 años de vida de la Constitución de 1978 y, por esta razón, hemos apostado por tener una presencia continuada desde el territorio en todos los territorios de la geografía española.

Sabemos, además, que el uso de las nuevas tecnologías de la información es fundamental para establecer cauces directos de comunicación con los ciudadanos y por eso estamos poniendo en marcha todos los instrumentos que la era de la tecnología pone a nuestra disposición.

El objetivo final y colectivo del Grupo Parlamentario Socialista del Senado es no defraudar a todas aquellas mujeres y a todos aquellos hombres que han puesto en nosotros sus ilusiones, sus sueños, sus necesidades, sus justas reivindicaciones y el impulso de los derechos y las libertades.

Ese el camino que queremos recorrer: con trabajo, esfuerzo, humildad y con una profunda creencia en el valor de la política como única vía para mejorar la calidad de vida de todas las españolas y españoles.

OBAMA CREE EN EE.UU. RODRÍGUEZ ZAPATERO CREE EN ESPAÑA.

jueves, 22 de enero de 2009



El discurso inaugural de Obama ha sido un discurso cargado de realismo ante la situación de crisis internacional que estamos viviendo. Un discurso en el que le ha dicho a sus conciudadanos y conciudadanas que hay problemas: problemas relacionados con el nivel de los servicios sociales, problemas de violencia y terrorismo planetario, problemas económicos, de destrucción de empleo, de crisis financiera provocada por la avaricia, problemas energéticos y medio-ambientales y, un grave problema de confianza ante el futuro.

Ha reconocido que esos problemas son graves, que no será fácil resolverlos y que se necesitará tiempo, pero ha dicho, también, que se resolverán, que America los resolverá.

Obama ha hecho un discurso realista, pero cargado de esperanza, de optimismo. Un discurso de un líder que cree en su pueblo, en sus posibilidades, en sus capacidades y en sus potencialidades.

Ese es el discurso que esperábamos los que confiamos en que es posible hacer frente a esta grave crisis global a la que, por primera vez en la historia nos enfrentamos.

Además, ha apostado por dejar claro en que valores cree: libertad e igualdad, y ha afirmado con contundencia que no hay que dejarse llevar por el inmovilismo, que hay que hacerle frente.

Ha planteado con claridad cuales son las políticas que va a poner en marcha: construcción de infraestructuras, redes eléctricas y digitales, apoyo a la ciencia, la innovación y la tecnología, apuesta por las nuevas energías y un nuevo modelo en las relaciones internacionales.

Obama ha mandado un claro mensaje a los escépticos, a los conservadores, a los pesimistas irredentos: podemos. Podemos ayudar a las familias, podemos generar empleo, podemos mejorar el acceso a la sanidad, podemos asegurar una jubilación digna, podemos luchar por la paz en el mundo desde los valores de la justicia, podemos convivir desde la multiculturalidad, podemos luchar contra la pobreza…

El nuevo Presidente de Estados Unidos sabe que no lo puede hacer sólo. Sabe que debe contar con su pueblo y sabe, sobre todo, que puede contar con su pueblo.

A mí este discurso me es muy conocido. Es el discurso y la acción que le he visto poner en marcha al Presidente del Gobierno de España, A José Luis Rodríguez Zapatero y, por eso, hoy me siento más segura y confianzaza en el futuro, porque sé que el optimismo desde las ideas es la única solución para avanzar. La historia así lo ha demostrado.

¿Qué van a decir ahora esos que han estando denostando las ideas, las medidas y los planteamientos de futuro que ha venido defendiendo el Gobierno de España que son coincidentes con los del ya máximo mandatario del mundo? Me gustará escucharlos.